7

White Lies - “Bigger Than Us”

Ealing es un barrio de la zona oeste londindense, y además cuna del grupo White Lies, que saltó a la palestra el pasado año. Formados en 2007 por Harry McVeigh (vocalista y guitarra), Charles Cave (bajista y  voces), y Jack Lawrence-Brown (batería). Para los conciertos echan mano de Tommy Bowen que contribuye al sonido directo con los teclados.

Enmarcados en ese gran espacio llamado música alternativa, tienen un disco de estudio, To lose my life (2009), el cual produjo cuatro singles: "Unfinished business ", "To lose my life", "Death", o este "Farewell to the fairground".


Para el año que viene se preprara el lanzamiento de su segundo disco, que llevará por título Ritual. De él se conoce ya su primer single, "Bigger than us". Me gustaría que me dieran su opinión los que controlan más que yo este estilo musical, pero a mí me suenan bastante a Joy Division.


5

"Pictures Of Matchstick", 1968-1989

Año 1968, los Status Quo publican "Pictures of Matchstick", a la postre su primer gran hit en single, sobre todo en Estados Unidos. Un claro ejemplo de lo que por aquel entonces se llamó "psicodelia bubblegum".


Veintiún años después Camper Van Beethoven la incluyen en su quinto álbum, Key Lime Pie, justo antes de separarse. Esta versión alcanzó cotas más altas en las listas de éxitos que la original.


A mí personalmente me gusta más la segunda, aunque la original siempre será la original. Sea como fuere, tengo guardadas ambas en el baúl.

9

The Doors - "When you're strange"

El esperado documental sobre la mítica banda The Doors llamado When you're strange se estrenará en los cines españoles el próximo 10 de diciembre. Se trata de un interesante viaje en la vida de uno de los grupos más importantes de todos los tiempos y la crónica de una muerte casi anunciada como fue la de su líder, Jim Morrison.


La idea es contar la historia de la banda en una cinta rodada entre 1966 y 1971 y cuenta con numerosas imágenes inéditas del grupo de Jim Morrison, Ray Manzarek, Robby Krieger y John Densmore tocando en directo y enseyando en el estudio.

La historia arranca con el origen de la banda, cuando el cantante y Ray Manzarek se conocen en 1965 en Venice Beach, California. Es una buena ocasión para adentrarse en el mundo de una banda tan grande como The Doors, que gozó de un meteórico éxito que se vio interrumpido por los constantes abusos de su líder.

Jim Morrison es la figura principal del film y sus adicciones a las drogas marcan su declive como cantante y miembro de un grupo que revolucionó la segunda mitad de los años 60. También se exponen con acertada precisión, las fases de composición de sus discos y los problemas que iban aumentando con las autoridades por las continuas provocaciones del cantante en los estadios donde actuaban, incluso cuando terminó arrestado durante un concierto en 1967.

La película  ha contado con buenas críticas, en parte por el contenido inédito que ofrece, y porque cuenta, como era de esperar, con una impecable banda sonora donde destacan sus principales éxitos: "Light My Fire", "Touch Me", "People Are Strange", "Riders On The Storm", "L.A. Woman" y "The End", entre otros.

Una muy interesante película de casi hora y media donde el espectador consigue meterse en la piel del "Rey Lagarto", y que termina con su muerte en París el 3 de julio de 1971. Las puertas vuelven a abrirse para ofrecernos el fondo de armario de una banda que dejó una huella imborrable en los anales de la historia del rock.


Texto tomado de Unblogged.
6

Los "light-shows"

La música que surge en la segunda mitad de los años 60 en San Francisco, dará lugar a una serie de solistas y de grupos trascendentales en la música de ese tiempo. Ellos y los británicos que afloran allá por 1967, formarían un frente común, dando pie al origen del vanguardismo en el 69.

Estamos hablando de The Mamas and The Papas, Jefferson Airplane, Grateful DeadScott McKenzie o el propio Frank Zappa, entre otros.


Pero aquello era algo más que música. No se entendería fuera del contexto que formaban junto a ella los light-shows y el mundo de la psicodelia en general. El psicodelismo, como forma de arte unido a la música y a las sensaciones visulaes y espirituales, marcó una de las aportaciones fundamentales de la cultura hippy.

Los primeros light-shows surgieron cuando un puñado de artistas desarrollaron paralelamente a los conciertos su técnica, basada en proyectar, jnnto a la música, unas imágenes que produjeran una reacción complementaria en el espectador. Las imágenes se movían con el ritmo, marchando de forma paralela y no separada. Esta técnica pronto llenó los escenarios de nuevos aparatos: proyectores opacos, linternas mágicas, películas basadas en pinturas, etc.  Con el tiempo, llegaron a generar una industria en sí misma, hasta que empezó a degenerar en 1968. En pleno fervor hippy, un concierto de rock era una simbiosis de música, espectáculo visual y droga, buscando la máxima expresión artística.

video


13

400 entradas después...

Andaba yo ayer trasteando en la margen derecha del blog, cuando me percaté de que la entrada siguiente, o sea ésta, era la número 400. Vaya tela, y yo con estos pelos. No tenía nada preparado, evidentemente; así que sólo se me ocurrió empezar a escribir a ver qué salía. Y este fue el resultado:

“Quién me iba a decir a mí cuando abrí el blog que llegaría un día en que publicara mi entrada número 400. Una cantidad respetable de entradas, en las cuales he ido intercambiando mis modestos conocimientos musicales con los de todos/as los amigos/as blogueros/as que tengo el placer de haber enlazado en algún momento de estos más de dos años de blog, y los que han comentado alguna vez y lo siguen haciendo.

Siempre he sido amante de la música pop-rock, con lo cual, la gran mayoría de las cosas guardadas en mi baúl van por ese camino, sobre todo de músicos surgidos en las décadas de  los  60, 70 y 80. Dos años y pico después, el baúl está más lleno, porque he ido añadiendo muchas cosas,  bien  algo olvidadas, o simplemente desconocidas.

He aquí algunos ejemplos de esas incorporaciones (la última que aparece, de gratísimo recuerdo para mí):


Así que si reunimos todas las cosas que he recopilado estos años- y espero seguir haciendo- junto con las que ya tenía, creo que me está quedando una colección bastante decente. Eso sí, aunque como ya dije  aquí mismo no hace mucho  es cierto que  he aprendido  muchísimo en todo este tiempo, hay cosas en mis principios que nunca cambiarán. Son inherentes a mi forma de ver la música".



Gracias a todos/as los que habeís pasado por aquí,
y a quienes lo seguís haciendo.
 Estas 400 entradas tienen que ver mucho con vosotros/as.


9

Roxy Music - Flesh + Blood

En junio de 1980, Bryan Ferry y su banda publican su séptimo LP, Flesh + Blood, en mi opinión el mejor de toda su carrera, un disco además imprescindible en la historia de la música rock.  Un cuidadísimo estilo, a caballo entre el pop más refinado y el sonido disco, hacen de este trabajo un producto encantador, muy agradable de escuchar. Fue grabado poco después de que el batería del grupo, Paul Thomson, abandonara la formación; así que podemos afirmar que Roxy Music era por aquel entonces un trío, integrado por Ferry, Phil Manzanera y Andy Mackay.

Este álbum vino precedido por la edición de "Over you", uno de sus tres grandes singles, compuesta por Ferry y Manzanera.


Posteriormente se publicó "Oh yeah", un tema genial, suave, nostálgico  y  persuasivo. Si yo lo tuviera que definir con una sola palabra, sin duda escogería el término "elegante".


Y en tercer lugar salió al mercado "Same old scene". Esta canción tiene un sonido "premonitorio" de lo que sería el devenir musical de la banda, debido principalmente al ambiente creado por la caja de ritmos y el fraseo de bajo que suena durante todo el tema. 


El disco está compuesto por un total de 10 temas, entre los que son dignos de mención "In the midnight hour", versión de un tema de Wilson Pickett, y "Eight miles high", original de The Byrds.


5

Manic Street Preachers - "Some kind of nothingness"

Los galeses Manic Street Preachers lanzaron en septiembre  su  décimo trabajo de estudio, "Postcards from a young man", que vino precedido por el sencillo “(It’s not war) Just the end of  love". Es evidente que el disco tiene un aire más comercial.
El propio James Dean Bradfield, guitarra y vocalista del grupo, declaró en su día que andaban buscando una experiencia que les trajera más alegría que otros discos anteriores.

Una manera de reaccionar a la mecaníca interna del grupo, decía Bradfield.

video

Ahora, tenemos el nuevo clip del grupo, para el tema “Some kind of nothingness“, donde participa Ian McCulloch, de Echo & The Bunnymen., quien también es el protagonista del clip junto a James Dean Bradfield.


Sin duda alguna, dos grandes vídeos para dos no menos buenos temas. 


8

Another Sunny Day - "You Should All Be Murdered"

Encuadrados en la música indie londinense de finales de ls 80, Another Sunny Day, proyecto encabezado por Harvey Williams, debutó con el single "I'm in love with a girl who doesn't know I exist", uno de los catorce temas de su único álbum,  London Weekend (1992).

Hasta siete singles en total se editaron antes de que el LP saliera al mercado y entre todas esas canciones  hay dos  en ese disco que a mí particularmente me gustan mucho. Una de ellas es este "Horseriding". Sonido fresco y desenfadado, música sencilla y directa.


Sin lugar a dudas la sombra musical de The Smiths fue muy alargada en aquellos años. He aquí una prueba evidente de ello: "You should all be murdered".

6

Chicory Tip - "Son of my father"

El vocalista Peter Hewson, junto a Rick Foster (guitarra),  Barry Mayger (bajo), Brian Shearer (batería) y Rod Cloutt (guitarra solista y teclados) formaron en 1967 la banda popera Chicory Tip.

Despues de unos inicios algo titubeantes, en los que se incluyen varios singles publicados de escasa relevancia comercial,  les llegó su momento cuando se cruzó en su camino un tema de Giorgo Moroder titulado "Son of my father". La versión que la banda hizo de este tema dio como  resultado todo un número 1 en las listas de singles británicas, manteniéndose en ese puesto durante cuatro semanas consecutivas en 1972. 

Es de destacar  el prominente sonido del sintetizador Moog, que dota al tema de un toque bastante peculiar. Fue el primer tema grabado en single que contaba con dicho instrumento. Todo un "one hit wonder" de una banda que, de hecho, sólo grabo un disco de estudio, con el mismo título de esta canción.  

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...