6

¡Feliz Año Nuevo!


Buenas a todas/os. Acabo de subir al desván para comprobar que está todo en orden después de tantos días de ausencia. Y por supuesto para desearos una feliz salida y entrada de años. Ya sé que es un tópico pero no por ello deja de ser un deseo sincero hacia todas/os los que tenéis a bien dejaros caer por este modesto rincón de la blogosfera. Gracias por visitar esta vuestra casa durante todo este año que se nos va en pocas horas. Espero que os hayan quedado ganas de repetir el próximo.

¡¡FELIZ AÑO NUEVO!! 

13

Feliz Navidad


Se acercan fechas de reuniones, comidas y cenas familiares, descanso... en resumen, de intentar desconectar de la rutina diaria y aprovechar el tiempo de otra manera.

A mí no me gustan especialmente estas fiestas, sobre todo desde que empezaron a faltar algunos de mis seres queridos. Por eso, me dedico a descansar y disfrutar de las vacaciones. Dejaré de publicar durante unos días, aunque pasaré por aquí de vez en cuando para actualizar algunos de los chismes que adornan el desván.

FELIZ NAVIDAD a todos. Ya volveré para felicitaros el año. Os dejo con una preciosa versión de una de las más bellas canciones jamás compuesta. Paz y amor. ¡Hasta pronto!

7

Fleetwood Mac - 'Albatross'

Inglaterra, 1968. El blues y el rock, junto con el nuevo y palpitante folk-rock, se hallaban en un momento de expansión. Los hombres que habían pasado por los grupos de John Mayall, considerados como los mejores instrumentistas, se habían no sólo animado, sino también despertado con el éxito de Cream

Si Clapton, Bruce y Baker habían entrado en la leyenda en un par de años, ¿por qué no podían hacer lo mismo otros grandes elementos, como Peter Green, Mick Fleetwood o John McVie? El nacimiento de Fleetwood Mac hay que considerarlo como uno de los hechos más relevantes de este tiempo.

En el año que nos ocupa, tras cumplir una primera etapa de formación, Fleetwood Mac asaltaba por primera vez las listas éxitos, culminando su escalada en 1969 con el nº 1 de 'Albatross' -aunque el single fuera editado en 1969.

Fleetwood Mac, formada en Londres en 1967, habría de convertirse, con los años, en la segunda gran banda surgida de las filas de los Bluesbreakers de John Mayall; y, aunque en la parte final de los 70, con muchos cambios y otra línea, su éxito se convirtiera en un alucinante carrusel de millones, no hay que olvidar nunca sus orígenes, ni tampoco que la etapa inicial fue la mejor ni la más purista de las muchas por las que atravesó el grupo, del que todos conocemos su largo y denso recorrido.

7

Fairport Convention - 'Percy's song'

No hace mucho, cuando escribí el post sobre The Byrds, hablaba de las innumerables versiones que se han hecho a lo largo de los años de temas procedentes de la cosecha de Bob Dylan.

El caso que nos ocupa hoy es curioso. El tema en cuestión procede de 1963, de las canciones descartadas para el LP The times they are a-changing. Hasta 1985 no se publicó de manera oficial en el recopilatorio Biograph, que recogía temas publicados e inéditos -rarezas, hits, singles exclusivos y temas sacados de álbumes anteriores- entre 1962 y 1981, en una caja de 5 LPs y en un pack de tres CDs. Acompañaba a los discos un libro también.


Fairport Convention, una de las bandas de folk-rock más influyentes de la música británica, lo versionaron jnnto a otros temas de Dylan en su tercer ábum, Unhalfbricking. Así sonaba aquel 'Percy's song'. Una buena versión de una gran melodía.

10

Black Mountain - 'The hair song'


Ayer leía que la banda canadiense Black Mountain se incorpora al cartel del Azkena Rock 2015. No los conozco mucho, pero sí recuerdo un tema que me gustó mucho en su día. Me refiero a 'The hair song', pista inicial de su tercer álbum, Wilderness Heart, publicado en 2010. 

13

The Long Ryders, Valencia (05/12/14)

Sin ánimo de exagerar, podría calificar de histórico el concierto de The Long Ryders que presencié anoche en Valencia. Básicamente por dos motivos: porque no siempre se tiene la oportunidad de ver en directo a una de las bandas consideradas como más influyentes de la música americana de los 80; y además, porque creo que no se volverá a repetir la ocasión.

Con esa ilusión afronté la cita, y disfruté de lo lindo viendo desenvolverse encima del escenario a esta gente, a la que se le nota mucho las tablas que llevan a cuestas. Dieron buena cuenta de una parte considerable de su repertorio, tocando temas de todos sus discos, incluso de su EP de debut. Un setlist increíble, con algunos momentos álgidos que coincidieron con la interpretación de sus canciones más conocidas, para deleite del personal.


El mismo Sid Griffin -del que guardo ya para siempre como recuerdos una foto con él y un autógrafo- presentó el tema 'I had a dream', compuesto por Steve McCarthy, como su favorito de The Long Ryders. Yo también tenía un sueño, ahora ya hecho realidad.

7

The Long Ryders - Part IV: Two Fisted Tales


En 1987 se publica el cuarto y último disco de The Long Ryders, Two Fisted Tales. Un trabajo que aúna todos los elementos que caracterizan la identidad de la banda en medio de la amalgama de grupos que se dedican en esta época a "revisar" los sonidos de los 60. Se trata de la fusión de los acordes de guitarra de Roger McGuinn, la sensibilidad country-rock importada directamente de Gram Parsons, y las sólidas raíces tradicionales de la música rock, cuestión esta última que queda patente con la primera pista del disco. Un trallazo en forma de potentes riffs de guitarra y contundente interpretación vocal.

Guslinger Man by The Long Ryders on Grooveshark

Todo un temazo, quizá mi favorito de toda su discografía, toma el relevo. Curiosamente, no fue compuesto por ningún miembro de la banda. Firmada por Terry Adams, fue versionada también por Dave Edmunds. Pop en estado puro, con una soberbia interpretación en la voz solista.

I Want You Bad by The Long Ryders on Grooveshark

Tom Stevens toma la batuta para traernos este 'A Stich In Time'. Toda una gozada de canción, exquisítamente arreglada en cuanto a voces y guitarras.

A Stitch In Time by The Long Ryders on Grooveshark

Y le toca el turno a Steve McCarthy, que contribuye a la causa con una exquisita composición aderezada con un muy logrado acompañamiento. Sonido elegante donde los haya.

The Light Gets In The Way by The Long Ryders on Grooveshark

Sonido inundado de guitarras aparecen a raudales desde el comienzo del quinto tema del LP, 'Prairie Fire'. Un torrente sonoro de principio a fin, con un excelente acabado guitarrístico.

Prairie Fire by The Long Ryders on Grooveshark

Reaparece Griffin con dos de los temas más melódicos de todo el disco. 'Boys In Toyland' y 'Long Story Short', que suenan como una especie de punto y aparte. De nuevo una gran interpretación vocal. 

Baby's In Toyland by The Long Ryders on Grooveshark

Long Story Short by The Long Ryders on Grooveshark

Para no perder la onda, McCarthy nos deja el sello The Byrds en este gran tema. Sobresale por encima de todo el inconfundible sonido de la Rickenbacker. Sonido años 60.


Sus andanzas por el sur del país se reflejan en la siguiente pista, introduciendo además instrumentos menos habituales, como la mandolina o el arpa, que dan al tema de Griffin un aire singular.

Harriet Tubman's Gonna Carry M by The Long Ryders on Grooveshark

Para terminar el disco, McCarthy y Griffin, respectivamente, nos dejan dos joyitas que hacen que nos quede un gran sabor de boca después de la audición completa del LP.

The Best Of My Days by The Long Ryders on Grooveshark

Spectacular Fall by The Long Ryders on Grooveshark

Como es habitual en disco anteriores, una publicación posterior del disco en 1996 incluyó cuatro bonus tracks, dos de ellas con versiones de dos temas en directo


Time Keeps Travelling by The Long Ryders on Grooveshark    Baby We All Gotta Go Down by The Long Ryders on Grooveshark

Esta noche los veré en directo en Valencia. Ya os contaré, pero seguro estoy de que no defraudarán.

P.D.: Por causas ajenas a mi voluntad, el título de dos temas, 'Boys In Toyland' y 'The Rest Of My Life', no aparece correctamente en su reproductor correspondiente.
8

Dave Grohl - 'Hooker on the street'


Que en estos días se emita en España Sonic Highways, la serie de Foo Fighters, pues es una noticia relativamente atrayente.

Pero si en el capítulo que se centra en Seattle, cuna de Nirvana y del grunge, -según informa la página web de Rolling Stone-, y que trata sobre la transición de Dave Grohl entre la formación de Kurt Cobain y Foo Fighters, se rescata la etapa en la cual el entonces batería compuso más de 40 canciones en solitario, pues la cosa cobra interés. Sobre todo si se trata de temas inéditos, como por ejemplo este 'Hooker on the street'.

14

The Long Ryders - Part III: 'State of Our Union


En el año 1985, The Long Ryders estrenan discográfica con su tercer trabajo de estudio, State of Our Union, apreciándose en él un sonido más popero y fresco de la mano del productor Will Birch. Un disco de gran repercusión en el que se hace patente la madurez tanto vocal como instrumental de Griffin y McCarthy.

El primero de ellos da el pistoletazo de salida con un tema que se convertiría en todo un himno, no sólo como canción sino por sus connotaciones políticas incluso. Es el que marca la pauta del resto del LP.


Seguimos con un tema de McCarthy, uno de mis favoritos del disco, 'Lights of Downtown'. Pop en estado puro.


WDIA, otro temazo, es un tributo a la gran emisora de radio de R&R de Menphis, que hizo posible que creciera el amor por la música de blancos y negros durante los 60.


Vuelve a la carga McCarthy con otras dos píldoras poperas, poniendo de relieve su gran gusto tanto cantando como haciendo arreglos de guitarra. Dos grandes temas.


Here Comes That Train Again by The Long Ryders on Grooveshark

Turno para Tom Stevens, que nos deja su impronta con un tema que deja bien a las claras su calidad como compositor, sin duda alguna.


Los siguientes tres temas, el primero de Stevens, y los otros de Griffin, aparte de su valor musical, digamos que forman el frente reivindicativo del disco, ya que sus letras critican la era Reagan, en la que el abismo entre ricos y pobres empezaba a dividir aquel país. Se aprecian evidentes diferencias tanto en la forma de interpretar los temas como el ambiente instrumental que crea el acompañamiento en las dos primeras, volviendo al sonido pop en la tercera de esta serie.

Good Times Tomorrow, Hard Times Today by The Long Ryders on Grooveshark

Two Kinds Of Love by The Long Ryders on Grooveshark

You Just Can't Ride The Boxcars Anymore by The Long Ryders on Grooveshark

El mencionado Will Birch se une a Griffin, McCarthy y Greg Sowders -por primera vez en los créditos-, para firmar una preciosidad de tema, que nos recuerda a su anterior álbum. Otro de mis favoritos.

Capturing The Flag by The Long Ryders on Grooveshark

Y termina el disco con el tema 'State of my union'. Sonido surfero de la mano de Griffin y Sowders. Bien la podría haber firmado el bueno de Brian Wilson. Buena forma de cerrar el disco.

State Of My Union by The Long Ryders on Grooveshark

Los trabajos anteriores pusieron de manifiesto que The Long Ryders eran muy capaces de hacer gran rock & roll, pero este último sugiere que tenían algo más en mente, y que serían capaces de poner de manifiesto sus intereses mientras hacían música que movía las masas. Aunque curiosamente tuvieron mayor acogida en el Reino Unido, donde 'Looking for Lewis and Clark' se convirtió en todo un hit.

Para terminar, os dejo con cuatro temas de Griffin que, a modo de bonus tracks, acompañaban al disco original en una edición de lujo que se publicó en 1990 bajo su sello discográfico, Prima Records.

10

The Velvet Underground - otra 'Sweet Jane'

Al final me voy a sentir culpable de ponerle los dientes largos a más de uno con tanta primicia sobre publicaciones de discos que se avecinan. Pero bueno, yo a lo mío.


En este caso se trata de la edición del álbum The Velvet Underground para la celebración de su 45º aniversario. Una edición de lujo llamada 'The Velvet Underground - 45th Anniversary Super Deluxe Edition', y consta de 6 CDs. La novedad más interesante está en el cuarto CD, donde se recuperan las sesiones de grabación del que tenía que haber sido el cuarto LP de la banda, pero que nunca llegó a ser editado, aunque parcialmente fue recuperado en recopilatorios posteriores.

Después de varios adelantos que ya han salido a la luz, mezclas inéditas de temas como 'Foggy notion', o 'I can't stand it', por ejemplo, ahora conocemos uno más: la versión en directo de 'Sweet Jane', grabada en 1969 en el Matrix de San Francisco. La mezcla es diferente a la aparecida en el álbum 1969: The Velvet Underground Live, y en ella se puede escuchar a Lou Reed cantar, en un tempo lento, una letra distinta a la publicada al año siguiente en el Loaded. Todo un documento histórico.



Fuente: Efe Eme.com
14

The Byrds - 'Chimes of Freedom'

En abundantes ocasiones he comentado en este y en otros blogs mis preferencias por los temas originales como las mejores versiones de sí mismas; incluso el tema ha dado lugar a más de un acalorado debate aquí y en otros foros, como recordarán los asiduos visitantes del blog desde hace años.

Pero no es menos cierto que algunas versiones están a la altura como mínimo de la original, si es que no la superan. Y aquí es donde tienen cabida las múltiples recreaciones que hicieron en su día mis adorados The Byrds a partir de temas de Bob Dylan. No en vano, ya en su primer disco aparecen, como bien sabéis cuatro versiones de canciones del viejo Bob


'Mr Tambourine man' fue uno de los más grandes álbumes de debut de toda la historia de la música. Un disco en el que se mezclaba, de forma genial, las estupendas armonías vocales de McGuinn y sus chicos con extraordinarios riffs de guitarra y sólido fondo beat, aderezado todo ello con el precioso sonido de la Rickenbacker de 12 cuerdas.

Por otra parte, y vuelvo al principio, este disco aunó de manera brillante los temas originales del grupo con las versiones de Dylan -junto con otras de Pete Seeger y de Jackie DeShannon- para formar un todo que dio como resultado un pelotazo de disco que inició la carrera de una de las bandas más influyentes de todos los tiempos.

Y para terminar, como resumen de todo lo anteriormente expuesto, una muestra: 'Chimes of Freedom'. Una versión con un gusto exquisito, en mi opinión, transformando una balada folk en un tema rock; aunque para los puristas, adolece en cierta medida de la profundidad que posee la original. Una de las mejores grabaciones de The Byrds de un tema de Dylan.



Me encantaría saber qué pensáis vosotros de todo esto.
14

CCR, el placer del rock

Mientras el rock parecía adentrarse en esferas de suma complejidad, como contrapunto el año 1968 vio el nacimiento de Credence Clearwater Revival, en mi modesta opinión uno de los grupos más deliciosamente naturales entre 1968 y 1971.


CCR era la sencillez. Desprovistos de artificio, basando su música en un estilo comercial y con John Fogerty al frente, en la etapa más intensa de la historia ellos fueron los reyes del ritmo y del placer de la música por la música. Fue un prodigio aislado en el torrente del vanguardismo. Su éxito no tuvo parangón en los años siguientes, tanto por el hecho de llevar todos sus singles y LPs a la cima de las listas de hits, como por los millones de discos vendidos en todo el mundo.


Con CCR, el rhythm & blues tuvo una repentina revitalización. Si lo que ellos hacían no era ni mucho menos R & R, sí tomaron lo más libre del género para unirlo con un cierto sabor de blues rural. Más que una fórmula, fue un hallazgo, puesto que Fogerty y sus compañeros, antes de crear CCR, habían actuado ya durante años con otros nombres de menor éxito.

El rock and roll, que había estado no muerto pero sí "aparcado" durante los años 60, superado por el beat y la fantasía pop, comenzaría a dar muestras de vida en 1968. Un público desbordado por la cantidad de novedades, que ya casi comenzaban a ser superiores a la capacidad del mercado para absorberlas, se encontró -como suele suceder siempre- con el placer de la nostalgia; y una nueva generación paladeó el sabor de descubrir a los artistas que diez años antes habían iniciado la gran rueda. De esta forma, frente a la complejidad sónica del incipiente movimiento underground, fluyó la respuesta de la sencillez y el ritmo. Y Credence Clearwater Revival fue un claro ejemplo de ello.

10

The Long Ryders - Part II: Native Sons


Un año después de la publicación del comentado 10-5-60, The Long Ryders editan Native Sons, para algunos el mejor disco de la banda. Es por tanto su primer álbum de larga duración, y la confirmación de su estilo ecléctico, mezcla de influencias de The Byrds, The Clash, Flying Burrito Brothers... La banda recicla todas esas aportaciones casi literalmente. No en vano, el productor del disco es el mismo que el de los dos primeros discos de Gram Parsons, Chris Hillman y compañía, encauzando el sonido de la banda hacia un estilo que aúna el llamado en aquella época paisley ungerground con ciertos retazos de punk.

El disco comienza con este pelotazo de canción de aire country de altas revoluciones, firmado por Griffin y McCarthy:



'Still get by' le da el relevo, y un aire completamente distinto. La armónica y el pop se hacen presentes:


El tercer tema es un tanto especial. Está cantado por Gene Clark, de los Byrds, y compuesto por Barry Shank, primer bajista de la banda, sustituido después por Des Brewer. Un tributo en toda regla a Roger McGuinn y sus chicos:

Ivory Tower by The Long Ryders on Grooveshark

Llegan los vientos rocanroleros y surferos con este 'Run Dusty Run', primera contribución de Greg Sowders, junto a Griffin en este caso:


Mel Tillis, cantante americano de country, pone su granito de arena en '(Sweet) Mental revenge', sexta pista:

(Sweet) Mental Revenge by The Long Ryders on Grooveshark

Repiten Griffin y McCarthy con 'Fair Game'. Volvemos al country, con el sonido del banjo como protagonista:

Fair Game by The Long Ryders on Grooveshark

Uno de los temas más desenfadados del disco, popero, de la factoría Griffin: 'Tell it to the judge on Sunday'.

Tell It To The Judge On Sunday by The Long Ryders on Grooveshark

Ecos de sonido punk con 'Wreck of the 809'. Contribución a la causa de Tom Stevens, sustituto del mencionado Des Brewer al bajo. Cuántos grupos han sonado así después:

Wreck Of The 809 by The Long Ryders on Grooveshark

El tema más tranquilo del LP. Uno de los que más me gustan. Quizá sea porque me recuerda al sonido Madchester de Stone Roses, The Silencers y de más. El corte más melódico del tracklist. Precioso final, por cierto.


Segunda entrega desenfadada de la serie, 'Never got to meet the moon'. De nuevo Griffin, y de nuevo el banjo: 

Never Got To Meet The Mom by The Long Ryders on Grooveshark

Y para terminar el disco, 'I had a dream', Aparecen de nuevo los guiños punkies, mezclados de forma magistral con el sonido de la Rickenbacker (auténtico sonido Byrds). Un apoteósico y cacofónico final para un gran disco: 

8

Jimi Hendrix - Hear my music

Según publica la revista Rolling Stone, el próximo 28 de noviembre se editarán dos LPs de grabaciones de estudio instrumentales y desconocidas de Jimi Hendrix en una nueva colección oficial.


Dicha colección se llama Hear my music, y saldrá al mercado como parte del evento 'Black Friday'. Incluye "exploraciones creativas" del guitarrista de 1969 que, según el sello que lo publica, Dagger Records, son demos y jams de Hendrix con la Jimi Hendrix Experience

Entre las 11 canciones que componen la colección, hay dos versiones de 'Valleys of Neptune', una tocando la eléctrica, y otra en la que se luce al piano; y versiones inéditas de 'Drone blue' y 'Jimi'/'Jimmy jami', las cuales se publicaron en el Nine to the universe, de 1980.

Este es el tracklist del proyecto:

Cara A

'Slow Version'
'Drone Blues'
'Blues Jam at Olympic'

Cara B

'Jimi'/'Jimmy jam'

Cara C

'Ezy Ryder'/'Star-Spangled Banner'
'Trash Man'

Cara D

'Jam 292'
'Message to Love'
'Gipsy Blood'
''Valleys of Neptune' (guitar)
'Valleys of Neptune' (piano)

6

Happy birthday, Neil!


El tío Neil cumple 69 primaveras. Ojalá sean muchas más; así podrá seguir ofreciéndonos maravillas de temas como éste. Happy birthday, man!

'When I watch you sleeping' (Storytone, 2014)
8

The Long Ryders - Part I: 10-5-60

Con motivo de la llegada de The Long Ryders a nuestro país el mes próximo, he pensado dedicar una serie de posts para repasar de forma resumida su discografía. Es una de las bandas más influyentes de los años 80, así que creo que merece la pena refrescar nuestra memoria musical que, lógicamente, no es infinita, por suerte o por desgracia. Conviene ponerse al día para lo que se nos avecina.

Corrían los primeros años 80 cuando comienza su andadura musical esta banda americana, que nace en Los Ángeles bajo nobles influencias musicales tales como The Byrds o Gram Parsons por ejemplo. Forman el grupo Sid Griffin, Stephen McCarthy, Tom Stevens y Greg Sowders. Tal como reza el cartel, darán los conciertos con esta formación original. Otro gran atractivo.


En el año 1983 se meten en el estudio para grabar el que sería su disco de debut, un EP llamado 10-5-60, con el siguiente tracklist:


De este EP se publicaron varias versiones distintas, en algunas de las cuales este tema aparece bajo el título 'I don't care what's right, I don't care what's wrong'.



Un relanzamiento posterior, creo que del 87, incorporaba un tema más, 'The trip'


No hace falta ser un genio para darse cuenta de la gran estima que tenían los Ryders por The Byrds, ya incluso desde la portada del EP. Esa influencia queda plasmada en varios de los cortes que lo componen. Un buen debut sin duda alguna, precursor de una serie de discos de gran calidad que analizaré en próximas entregas.
10

George Harrison - 'Give me love (give me peace on Earth)


Hay cosas que no se sabe nunca lo que pueden llegar a valer, seguramente porque jamás nos hemos puesto a plantearnos cuál sería su valor real. Me refiero, evidentemente, a su valor material, porque el valor sentimental es enorme, además de incuestionable.


Yace cuidadosamente guardado en mi desván uno de esos tesoros de valor incalculable, y que tengo como oro en paño. Nada más y nada menos que el single original de 'Give me love (Give me peace on Earth). y cuando digo original quiero decir el publicado en 1973 (la foto da fe de ello, sin truco ni cartón). Un single histórico, el primero que George Harrison editara de su LP Livng in the material world (1973), que tenía como reto suceder al afamado y justamente aclamado All things must pass (1970), y que después se convertiría en su segundo single en llegar al número 1 de las listas, tras 'My sweet Lord', de cuyo vinilo también os hablé en su día. 

Curiosamente, este single desbancaría a 'My love', de Paul McCartney, en las listas americanas, convirtiéndose en la única ocasión en la que dos ex Beatles copaban las dos primeras posiciones en las listas de éxitos de aquel país.

Ni qué decir tiene que para mí es todo un lujo y un privilegio poder contar entre mi colección de discos con esta entrañable joya musical.

5

Gira de Mark Knopfler por España en 2015


El músico escocés Mark Knopfler visitará nuestro país el próximo año durante el mes de julio. Ya se conocen las fechas y los sitios donde actuará:

          - Día 24, Festival Pirineos Sur (Huesca)
          - Día 25, Festival Músicos en la Naturaleza (Hoyos del Espino, Ávila)
          - Día 26, Estadio Olímpico de Sevilla.
          - Día 29, Multiusos Fontes do Sar (Santiago de Compostela)
          - Día 31, Poble Espanyol (Barcelona)

En esta gira presentará su nuevo disco, Tracker, que saldrá a la venta el próximo mes de enero. Estará acompañado por una banda formada por Guy Fletcher, Richard Bennett, Jim Cox, Mike McGoldrick, John McCusker, GlennWorf Ian Thomas.

Llevo mucho años queriendo asistir a un concierto suyo, pero no lo he podido hacer por diferentes motivos. Aunque me pillan todos algo lejos, a ver si este año suena la "guitarra" por casualidad.


9

The Allman Brothers Band - 'Blue sky'



Corría el mes de febrero de 1972 cuando veía la luz el álbum Eat a peach, de los americanos The Allman Brothers Band. Salía al mercado después del At Filmore East, auténtica lanzadera musical y comercial del grupo, y después también del accidente de moto que acabaría con la vida de Duane Allman tal día como hoy de 1971. Valga pues este post como homenaje.

El tercer LP de los Allman contiene varias pistas en vivo de las grabaciones del disco mencionado. A destacar 'Mountain Jam', una jam session de más de 33 minutos de duración. Junto a los temas en directo hay grabaciones de estudio entre las que destaca ente otras 'Melissa', escrita en 1967, incluida por Gregg Allman como tributo a a su hermano, y en las que se deja notar cada vez con más notoriedad la importancia que iría tomando en la banda Dickey Betts, segundo guitarra solista de la formación, hasta convertirse en el líder del grupo.

Dos de los temas del disco están compuestos por Betts, 'Les brothers in A Minor', y una de mis favoritas de todo el LP: 'Blue Sky'. Un tema que ya se había interpretado previamente en varios conciertos, y que suponía su estreno como vocalista. Hay un cover de Joan Baez, en su 'Diamonds & Rust' (1975), que se hizo muy famoso.

El sábado, viendo en Valencia a The Fakeband, en un momento dado me acordé de este tema. ¿Casualidad? No creo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...