2

Sigue la mala racha. Ahora se nos va Guy Clark

Otro de los grandes nos acaba de dejar. En este caso, se trata del compositor e intérprete tejano de country y folk Guy Clark, el cual murió ayer, 17 de mayo, a los 74 años.

Guy Clark (1941-2016)

A lo largo de su carrera publicó más de veinte álbumes y, como dice la necrológica de su página de Facebook, abrió el camino a Rodney Crowell, Jim McGuire, Steve Earle, Emmylou Harris, Joe Ely, Lyle Lovett, Verlon Thompson, Shawn Camp o Vince Gill.

Johnny Cash, David Allan Coe, Vince Gill, Ricky Skaggs, Steve Wariner, Hayes Carll, Brad Paisley, John Denver, Alan Jackson, Rodney Crowell, The Highwaymen y Kenny Chesney, son algunos de los músicos que han grabado las canciones de Clark, mientras que Emmylou Harris le acompañó en varias grabaciones. 

En 2013 Clark publicó su último disco, “My Favorite Picture of You”, dedicado a su mujer, la cantautora Susanna Clark, fallecida el año anterior.

Descanse en paz!


Fuente: Efe Eme
9

Las bandas de "El Último Vals de Frías": Bantastic Fand


"Hacemos rock americano 
porque es la música
que nos sale de forma natural.
Es el sonido que siempre recorrió 
las carreteras de nuestros sueños".
(Nacho Para Cervantes)


Justo cuando pasemos la hoja del sexto mes del año, cuando el verano ya lleve diez días de andadura, el fin de semana del 1, 2 y 3 de julio se producirá el acontecimiento musical del año para muchos de nosotros, nuestro Woodstock particular: “El Último Vals de Frías”. Un vals que todos bailaremos para celebrar el 40º aniversario del mítico concierto de The Band, inmortalizado años después por Martin Scorsese.

El inmejorable entorno del patio de armas del castillo de Frías (Burgos) será el lugar perfecto para tan grandioso evento, el cual contará como actores principales con un elenco de bandas que nos deleitarán las noches de los días 1 y 2. Unas bandas que, como si de la alineación de nuestro equipo favorito se tratara, ya nos hemos aprendido de carrerilla.

Patio de armas del Castillo de Frías (Burgos)

Creo que es el lugar ideal para que mis amigos de Bantastic Fand hagan su puesta de largo ante todos los asistentes a la cita, y a los cuales tengo el inmenso placer de presentar, gracias a la amable invitación que me hizo mi estimado Joserra Rodrigo -artífce de este maravilloso acontecimiento-.

Dos discos de estudio, Strong Enough To Refuse (2014), grabado de forma casi artesanal, y el reciente Welcome To Desert Town (2016), con una grabación y una producción de mucha más calidad, sin desmerecer para nada al primero, son el resultado –hasta el momento- de una trayectoria musical que se inició hace varias décadas, el tiempo que ha pasado desde que comenzaran a componer y a grabar canciones. Estamos ante unos músicos de gran experiencia, cuestión nada baladí, y de la que os percataréis a las primeras de cambio cuando los veáis sobre el escenario. Unos músicos que llevan toda su vida bebiendo de las fuentes del rock americano, con ciertos guiños al británico también. Si os queréis entretener, tal como dijo Nacho Para en la entrevista que tuve ocasión de hacerle el mes pasado, y cuya lectura recomiendo encarecidamente, sus influencias están resumidas en el tema 'Everybody's rockin'', cuya letra recoge un buen puñado de títulos de temas de los artistas que más han influido en su carrera musical.

Carátulas de los dos discos de Bantastic Fand 

En Frías, la formación que veremos sobre las tablas será:
Nacho Para (voz, acústica y armónica), Paco del Cerro (batería y voz), Iván Estefanía (eléctrica y mandolina), Fernando Rubio (ex-Ferroblues, eléctrica; sustituye a Alfonso Gomáriz), Chencho Vilar (bajo), Ramón García (piano), Carlos Campoy (Hammond), Paloma del Cerro (coros y percusión). Además, la idea es contar con el sitar de Carlos Ashworth (ingeniero de sonido del segundo disco) en 'Can't you see?'

Os dejo con 'Find the door', llamado a ser uno de los himnos de "El Último Vals de Frías". Nos vemos allí en mes y medio. Antes, para quien pueda acercarse a verlos, el día 10 de junio darán un concierto acústico intimista en el New Georgia de Almería, un club de jazz y blues de mucha solera en la capital andaluza.




Aquí os dejo unos enlaces de interés sobre la banda:

Web: www.bantasticfand.com
Facebook: www.facebook.com/bantasticfand
6

Con permiso... Los Secretos (07/05/16)

Dice la RAE que la música es el arte de combinar los sonidos de la voz humana o de los instrumentos, o de unos y otros a la vez, de suerte que produzcan deleite, conmoviendo la sensibilidad, ya sea alegre, ya tristemente; Así que, vaya por delante mi admiración por todos aquellos que se dedicaron y se dedican a tan magno arte.

Con todo respeto a cualquier manifestación musical, concretada en los múltiples estilos que conforman la historia de la música, desde sus orígenes hasta nuestros días, mis inclinaciones siempre han ido enfocadas a toda suerte de tendencias con marcada componente melódica, lo cual no excluye de entrada a ninguno. Se me ocurre desde un aria de una ópera hasta un tema de heavy metal, pasando por pop, rock, garage, indie, etc.

A eso unimos que, desde hace ocho años casi, mi baúl musical se ha ido llenando de música de lo más diverso, gracias a todos los blogueros que he conocido y leído desde aquel 2 de julio de 2008. Y se ha ido llenando hasta tener que sustituirlo por otro más grande en varias ocasiones, con grupos y artistas que he ido escogiendo minuciosamente para completar mi colección de música melódica. A veces discografías completas; otras, discos concretos; y, en ocasiones, temas sueltos. Todo ello asentado sobre un fondo de baúl, como del fondo de armario que todos tenemos, y que da sentido a esa base melódica que forma parte de mi cultura musical.


Como ultimo ingrediente, comentar que yo vivo la música como músico -modesto, pero músico-, con lo que eso tiene de bagaje en cuanto a haber conocido lo que es grabar un disco, currarse los temas en los ensayos, preparar actuaciones, y tocar encima de un escenario. Y sobre esta última parte he manifestado hasta la saciedad que es lo que me sirve de tamiz para valorar la calidad de los grupos musicales. Por eso tengo actualmente en tan alta estima a mis amigos de The Fakeband y a los de Bantastic Fand.

Los Secretos (Teatro Circo de Albacete, 07/05/16)

Y de la música española, en ese fondo de baúl están Los Secretos. Una banda denostada por muchos, tildada de melancólicos, de tristes, a veces hasta de horteras. En mi humilde opinión Álvaro Urquijo y compañía son unos músicos extraordinarios, como así lo demuestran cada vez que se suben a un escenario. El sábado tuve el placer de disfrutarlos una vez más, esta vez en un concierto acústico, de esos sin trampa ni cartón en los que hay que dar la talla, en los que se toca sin red -léase guitarras eléctricas, baterías completas o mantas de teclados de fondo-. Todo un lujo para mis oídos tan entrenados para captar esa música melódica que tanto me gusta, me llena y me satisface.





6

El último año de la inocencia perdida

La historia tiende a confundir la nostalgia con la realidad. Hablar de los felices 60 a toro pasado es una especie de fórmula para pretender capturar el pasado y de reconstruir todo un fenómeno comercial tras la crisis creativa de los 70.

Decir que el brillo dorado de 1967 es irrepetible es hablar de hechos probados, aunque sin olvidar que en ese año el pop ya era un gran montaje, un artificio que se consumía a sí mismo con una velocidad alucinante. En cambio, 1966 mantuvo todavía sus últimos restos de honestidad, casi de inocencia. El pop fue la brisa fulgurante que precede al temporal y anuncia la fuerza cambiante del tiempo. Canciones, artistas, situaciones... todo era aún como un pequeño instante suspendido en la historia con un valor específico. Ese último soplo de inocencia se vio sacudido ya en 1967 con el estallido del gran año del pop.


Trece años habían pasado desde que el rock and roll sacudiera los cimientos sociales; y la segunda sacudida de los 60 estaba a punto de hacerse presente. Cuando la máquina industrial borró esa fantasía y de la inocencia se pasó a la perversión del progreso, la música dejó de ser un fluido multicolor para convertirse en una filosofía en muchas ocasiones fría, de laboratorio. La sofisticación y el manierismo fueron desde ese momento las constantes de la industria. La música siguió siendo música en la cabeza de algunos autores y en la ideología de algunos grupos; pero en cuanto al sonido, envasado en el disco, o la imagen, comercializada visualmente para ser vendida al público, perdieron esa inocencia que en 1966 todavía era la virtud del pop.

El último mensaje de aquel año, en el floreciente Londres, mientras Hendrix debutaba en público, los Beatles componían Sgt, Pepper's y Dylan se recuperaba en Estados Unidos, era el los Beach Boys californianos cantando 'Good Vobrations', las últimas vibraciones de todo un mundo.

4

Band of Horses - Why are you ok

Cuatro años de silencio discográfico han pasado desde la publicación de Mirage Rock, cuarto y úlitmo álbum hasta la fecha de los americanos Band of Horses.

La banda de Seattle de Ben Bridwell y compañía regresa en junio con el álbum Why are you ok, que ha sido producido por Jason Lytle, de Grandadaddy. 

Portada de 'Why are you ok' (Band of Horses, 2016)

El disco está compuesto por doce cortes. Uno de ellos, 'Casual Party’ se acaba de lanzar como primer adelanto.

3

Segundo disco de The Rides, en mayo

Segunda referencia consecutiva sobre actualidad musical y próximas publicaciones de discos.

Carátula de 'Pierced arrow' (The Rides, 2016)

El próximo 6 de mayo se publica 'Pierced Arrow', el segundo disco de The Rides, el grupo formado por Stephen Stills, Kenny Wayne Shepherd y Barry Goldberg.

Tiene una pinta genial. Como prueba de ello, he aquí un aperitivo en forma de trailer:



Fuente: Efe Eme.com/
5

Graham Nash publica nuevo disco

Uno de los grandes del rock americano está de vuelta. Graham Nash anuncia la publicación de un nuevo disco, This Path Tonight el próximo mes de mayo. Diez nuevas canciones llenas de talento e inspiración que componen, según las críticas musicales, uno de sus mejores discos.

Portada de This Path Tonight (Graham Nash, 2016)
El disco será puesto a la venta en tres formatos. CD, CD+DVD (incluyendo un concierto de más de dos horas) y vinilo.

Siempre es una gran noticia que un músico de esta categoría saque un nuevo disco. He aquí un aperitivo:

10

50 años de la publicación de Aftermath

Se cumplen por estas fechas cincuenta años de la publicación en el Reino Unido de Aftermath, por entonces cuarto álbum de los Rolling Stones. Fue el primero cuyos temas habían sido todos compuestos por Jagger/Richards, y en el que Brian Jones tocaba una gran variedad de instrumentos, el sitar entre otros.

Portada de Aftermath
También fue novedoso por ser el primero en grabarse íntegramente en Estados Unidos, y completamente en estéreo. Como curiosidad, decir también que el álbum publicado en el Reino Unido constaba de catorce pistas, y el del Estados Unidos sólo once, suprimiendo 'Out of time', 'Take it or leave it', 'What to do', y 'Mother's little helper' e incluyendo el exitoso 'Paint in black', por entonces número 1 en las listas de singles.

Medio siglo ya. Cómo pasa el tiempo.





18

Entrevista a Nacho Para Cervantes (Bantastic Fand)

"Nunca dejará de sorprenderme que una melodía hecha en un rincón 
se convierta en un paisaje emocional intercambiable 
con gente que no te conoce. Es como magia".
(Nacho Para Cervantes)



Se esperaba con mucho interés el nuevo álbum de Bantastic Fand, habida cuenta del precedente de su primer disco, Strong Enough To Refuse. Las expectativas se han confirmado en su totalidad con la publicación de su segundo trabajo de estudio, Welcome To Desert Town. Estamos ante un gran disco que reafirma la carrera musical de esta banda que nos tiene a todos encandilados.

De todo eso y mucho más tuve el placer de hablar con Nacho Para Cervantes, alma máter de la formación.

Os dejo la conversación que mantuve con él a modo de entrevista:


En primer lugar, Nacho, muchas gracias por acceder a esta entrevista. Los lectores del blog y por supuesto yo mismo te agradecemos enormemente tu deferencia. 

Yo querría empezar preguntándote qué hace que un periodista deje su trabajo, y se vuelque con la música a muerte, porque entiendo que tú has sido músico desde siempre. 

El periodismo que yo practiqué durante tres décadas era el reporterismo puro. Reportajes y entrevistas en profundidad. Textos vividos, meditados y escritos con calma. Un periodismo muy bonito que dejó de existir con la crisis, no tanto por la crisis en sí, sino porque los periódicos cayeron en manos de sus acreedores, y de los intereses de sus acreedores, la mayoría entidades financieras. Yo solo entiendo el periodismo en libertad. Lo otro no me interesa. No escribiría al servicio de un amo que sólo busca sus beneficios. No puedo, lo siento. Yo entendía el periodismo como una forma de dar voz a los sin voz. Y sí, la música estuvo ahí desde muy temprano, mucho antes que el periodismo. Un verano con bronquitis me sirvió para aprender a tocar la armónica, a los 7 años. Pero ya antes, yo iba al colegio canturreando cosas que me inventaba. Cuando el periodismo dejó de ser una opción viable para mí, no me lo pensé. Quería grabar y defender las canciones que llevábamos años componiendo Paco del Cerro y yo. 

Antes de formar esta banda, supongo que habrás tocado anteriormente con más gente y con otras formaciones. ¿Puedes contarnos un poco por encima tu trayectoria musical, y cuáles han sido tus principales influencias (aunque algunas de ellas se pueden adivinar)? 

Yo componía cosas y las cantaba delante de una grabadora de mano cuando era un crío. Después, casi aún en la adolescencia, empecé a grabar cosas con Paco en una grabadora de cuatro pistas. Creo que aún conservamos esas cintas. Tras una etapa en Madrid y otra en Sevilla, acabé en Barcelona ejerciendo el periodismo, hacia 1995. Paco había montado un grupo en Cartagena, los Green River, con versiones de la Creedence y algunos temas suyos, otros míos y otros de los dos. Le propuse a Paco probar suerte en Barcelona. Él y parte de Green River se vinieron a vivir a mi casa, se montó una extraña comuna y empezamos a rodar como The Rivertones. Tocábamos mucho y ganábamos poco, pero todo se compensó de alguna manera el día que tocamos en el Doctor Music Festival de 1988, el año que actuó un majestuoso Dylan vestido de blanco. Sí, ahí tienes una influencia evidente. ¿Y a quién no ha influenciado Dylan? Pero hay muchas cosas que nos gustan y nos han calado. Carreras enteras de artistas o discos sueltos de otros muchos. Si escuchas Everybody’s Rockin’, de nuestro último disco, encontrarás casi todo lo que nos toca. 

¿Tu concepto de música, reflejado en las composiciones, lleva inherente el hecho de escribir y cantar en inglés? ¿Se podría decir que no le “pegarían” las letras en castellano, o no es nada de eso?

No es cuestión de que ‘peguen’ o no. Es cuestión de que salgan o no. Si algún día me salen letras en castellano, pues las cantaré. Pero de momento lo que me sale es lo que hago. Las letras en inglés, coescritas con Pablo Vizcaíno, me permiten mantener el misterio, jugar con imágenes superpuestas e interpretaciones abiertas. Quizá huyo de la literalidad del castellano por agotamiento periodístico. 

He de decirte que yo me tropecé casi por casualidad con vuestro primer disco y me encantó desde la primera escucha. Me contabas en una ocasión que había sido una grabación casi artesanal, grabando entre Paco del Cerro y tú todos los instrumentos y voces. ¿Cómo fue aquella grabación? 

Uf, se comenzó con mucha ilusión y se acabó al borde de la locura. No sabíamos mucho de producción musical, aunque en realidad ahora pienso que aprendimos bastante con las grabadoras de cintas. Pero aplicar la tecnología al alma sin que el alma se resienta es una tarea muy difícil. Queríamos grabarlo nosotros, buscar nuestro sonido, porque en todas las grabaciones de The Rivertones en estudios semi-profesionales nunca supieron entender lo que buscábamos. Para Bantastic Fand queríamos otra cosa. Grabamos muchos instrumentos y voces, nos equivocamos de camino y volvimos a encontrarlo, se fueron incorporando músicos y otros abandonaron. Esa búsqueda fue larga y nos dejó exhaustos. Al final, el gran valor que le doy a Strong Enough To Refuse es que por fin contiene música que nos representa. 


Y de ahí dais un salto de calidad, sin desmerecer para nada el primer álbum, hasta este pedazo de disco que es Welcome To Desert Town. Cuéntanos cómo ha sido el proceso de grabación esta vez. 

Pues ha sido proceso muy diferente. Bases grabadas en directo por toda la banda en los estudios Mirage de Cartagena en agosto de 2015. Y después, en enero de este año, detalles, arreglos y voces en un home-studio que hemos reforzado técnicamente en comparación con el material disponible en Strong Enough To Refuse. Finalmente, en febrero, me fui a Madrid a mezclar con Carlos Ashworth, quien acabó de encontrar el sonido que buscábamos para estas canciones. 

¿Estáis sorprendidos de la acogida de este trabajo? La verdad es que ha levantado mucha expectación. 

A mí nunca dejará de sorprenderme que una melodía hecha en un rincón se convierta en un paisaje emocional intercambiable con gente que no te conoce. Es como magia. No sé si hay expectación, tampoco creo que tanta. Somos un grupo pequeño, pero veo que cada vez más gente se interesa y eso anima a continuar. 

Según me contaste, cuando estuve en vuestro gran concierto de Hellín en septiembre pasado, estabais tocando ya en vivo algunos de los temas candidatos a formar parte del segundo disco, para ver el nivel de acogida que tenían por parte del público. A mí me gustaron todos los que escuché – ‘Find the door’ me cautivó a la primera-. ¿Cuáles de ellos elegisteis definitivamente, además de éste? 

En directo hacíamos 'Find The Door', 'Everybody’s Rockin’', 'Something’s Going On' y 'Anymore'. Otras, como 'Rear-view Mirror' y 'Wonderland', finalmente quedaron fuera. Pero no porque no nos gusten. Si no por falta de encaje en disco que queríamos hacer. Se grabaron dieciséis canciones y se quedaron doce. Las otras cuatro ya saldrán. También había seis sobrantes del Strong y una de ellas, 'Goodbye', ha entrado en este nuevo disco. 

He tenido el placer de degustar los temas de vuestros dos discos de la manera que mejor sé, que es tocándolos yo mismo en casa con mi guitarra mientras suenan. Hay una cosa que me llama mucho la atención, y es la simpleza –en el buen sentido- tanto de las composiciones como de las interpretaciones, arreglos y producción aparte. Música principalmente melódica y directa. ¿Quizá sea ese el secreto de vuestro éxito? 

No sé, cuando eres más joven tratas de meter todos los acordes raros que sabes en una sola canción, y el resultado suele ser de un rococó insoportable. Cuando dejé el periodismo, justo en esa etapa de incertidumbre existencial, me salieron muchas canciones en poco tiempo. Brotaron de forma natural, con acordes naturales, nada sofisticado ni rebuscado, y me gustó mucho lo que salió. El 90% del Strong son esas canciones. También 'Anymore' y 'Find The Door', del Welcome. A nosotros nos gustan las canciones que caminan y respiran, sin ahogos, sin alardes innecesarios. Menos es más. Simplicidad en la estructura, calor en los arreglos. 

Y una vez funcionando ya este nuevo trabajo, ¿cuáles son vuestros proyectos más inmediatos? 

Pues este año me conformaría con poder presentar el disco en Madrid, Barcelona, Bilbao y en todas las ciudades donde se pueda. Tocaremos en El Último Vals de Frías, 1, 2 y 3 de julio, el homenaje al concierto de despedida de The Band. Una cita que ya de por sí casi justifica la existencia de Bantastic Fand. Seguramente empecemos a girar en verano. Esto es muy difícil. Mover a una banda de siete, ser independiente. Pero estamos en ello, y vamos a cualquier lugar donde podamos tocar en condiciones dignas. 

Lo dicho. Muchas gracias de nuevo, y nos vemos como muy tarde en Frías el próximo mes de julio.



Aquí os dejo unos enlaces de interés sobre la banda:

Pedidos: nachoparacervantes@gmail.com
Web: www.bantasticfand.com
Facebook: www.facebook.com/bantasticfand 
4

Cuatro años de la muerte de Jim Marshall

Tal día como hoy, hace cuatro años moría Jim Marshall, a los 88 años de edad. Guitarrista y fundador de la marca de amplificadores que lleva su nombre.

Jim Marshall
Nacido en Londres, comenzó tocando la batería en orquestas de baile durante la Segunda Guerra Mundial, excluido del servicio militar por sus problemas de salud. En los años cincuenta se dedicó a impartir clases de batería. 

Posteriormente, se hizo cargo de una tienda de instrumentos musicales. Y a principios de los sesenta construyó su primer amplificador de guitarra –a base de válvulas de vacío, y seña de identidad de sus creaciones hasta hoy día– usando el circuito de un Fender Bassman. En sus primeros años, guitarristas como Jimi Hendrix ayudaron a labrar el prestigio de uno de los grandes iconos del rock: los amplificadores de la marca Marshall.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...