10

David Gray -"Babylon"

Seis años después de haber iniciado su carrera discográfica en 1993, David Gray lanzaba al mercado su cuarto álbum, White ladder, en 1999, trabajo que le daría el espaldarazo definitivo para ser conocido en el panorama musical internacional. No en vano el disco contiene sus temas más famosos, además de ser los de más calidad de su carrera seguramente.

Los comienzos musicales de Gray estuvieron encuadrados dentro del folk-rock, interpretando sus temas acompañado de su guitarra acústica, y de forma ocasional con el piano. Pero lo más original en mi opinión es que poco a poco fue introduciendo arreglos y acompañamiento generado por ordenador, una técnica que lo diferencia de muchos de sus contemporáneos.

Recuerdo varios de los temas de aquel White ladder: "Sail away", "This year of love", "Please forgive me"... Pero quizá mi favorita de ese álbum es "Babylon", segundo single del disco y su mayor éxito hasta la fecha, alcanzando el número 5 de las listas de singles británicas.

Ésta es una gran versión en vivo de ella, mejorando en mi opinión la versión original de estudio.

9

Simply Red - "If you don't know me by now "

Hubo que esperar a que los británicos Simply Red la versionearan, publicándose como single en 1988, y como parte de su tercer álbum, A new flame (1989), para que se hiciera definitivamente famosa en el mundo entero.

Pero la historia de este tema se remonta a 1972, año en que fue compuesto por Kenny Gamble y Leon Huff, y grabado por Harold Melvin & The Blue Notes. Curiosamente, antes de esto fue ofrecido a varios artistas, pero ninguno de ellos lo llegó a grabar.

La versión de Simply Red alcanzó el número 1 en Estados Unidos, y en varios países más. Es una de las canciones que más me gusta de esta banda de pop/soul. Una más en la lista de mi colección de canciones, así como uno de mis himnos de los 80.

9

Transatlantic - "We all need some light"

Aprovechando que han estado esta semana pasada en España. aprovecho para hablaros un poco del supergrupo de rock progresivo Transatlantic, formado en 1999 por Mike Portnoy (batería de Dream Theater) y Neal Morse (ex vocalista y ex teclista de Spock's Beard), y que se completa con Roine Slolt (Flower Kings) y Peter Trewavas (Marillion).

Su primer álbum se publicó en el año 2000. Su nombre, SMPT:e, procede de las iniciales de los apellidos de los componentes de la banda. Fue recibido con unas excelentes críticas, llegándose a decir incluso que era el mejor trabajo de rock progresivo jamás escrito. Yo no conozco mucho su discografía, compuesta por otros dos discos de estudio, y que cuentan con temas superlargos, al estilo de la música sinfónica. De hecho en sus conciertos llevan algunos temas de gran longitud.

De ese primer trabajo que os comentaba, me quedo con un tema que escuché en su día y que guardo desde entonces: "We all need some light". Lo llevan en el setlist de sus conciertos. Efectivamente, todos necesitamos algo de luz de vez en cuando.


9

La noche de los abrazos

Tenía que suceder una tragedia como la que ocurrió para hacer que pisara un escenario veinte años después. Y vaya si mereció la pena. Por un lado, la inmensamente gratificante experiencia que supone para mí volver a tocar en directo con un entrañable grupo de músicos y amigos, y ante tantísima gente que acudió al evento; y por otro, el reencuentro con una gran cantidad de amistades que hacía siglos que no veía, por lo que los abrazos estaban a la orden del día. Muchas emociones, muchos recuerdos, muchas vibraciones positivas.


Me siento feliz por haber participado en el homenaje y por aportar mi granito de arena para contribuir a que todo saliera bien. Además, conté con dos espectadoras de lujo, mis dos hijas, que nunca me habían visto tocar en vivo. En resumen, mereció la pena hacer el esfuerzo dadas las particulares circunstancias.

Uno de los músicos con los que tuve el placer de compartir escenario colgó en su página de Facebook una versión que él mismo ideó y grabó de uno de los temas que tocamos el sábado. Creo que es una forma perfecta de terminar este post, no sin antes dar mis más sinceras gracias a todos los que habéis dejado vuestros comentarios en mi entrada anterior.

12

Casualidades de la vida

Por caprichos del azar, y después de muchísimos años de inactividad musical, esta semana han coincidido en el tiempo dos acontecimientos en los cuales participo, y que llevo preparando desde hace un mes.

Por un lado, un festival benéfico organizado por una asociación local dedicada a tratar los trastornos de la alimentación, para lo que tenía que tocar la guitarra y cantar una canción junto a un grupo de padres de alumnos de un colegio de la capital, y que se llevó a cabo ayer viernes; por otra parte, el homenaje a mi querido amigo Toño, aquél de quien os conté que fue compañero mío en nuestras primeras andanzas musicales, y que falleció tras unas gravísimas complicaciones después de haber sido ingresado en el hospital aquejado de la gripe A. El concierto es esta noche, con la participación de todas las bandas en las que tocó.

Pues una vuelta más de tuerca al destino hizo que, de forma inesperada e inoportuna, mi madre falleciera el jueves por la mañana cuando lo que se esperaba era todo lo contrario: que saliera del sanatorio donde se encontraba ingresada, dado que todos los síntomas invitaban a que le dieran el alta médica esa misma mañana.

Mi primera decisión fue tajante. Iba a suspender mi participación en los dos eventos. No tenía fuerzas ni ganas de nada. Pero con el paso de las horas, fui cambiando de opinión y al final decidí que, sacando fuerzas desde el fondo de mi corazón, y teniendo en cuenta lo que implicaba renunciar, cumpliría con ambos compromisos. Por desgracia no puedo hacer más por ella, y sí por los demás, por Toño y por mi hija mayor que también participaba en el primer festival.

Os dejo con dos temas relacionados con todo esto que os estoy contando. El primero de ellos es uno de los que voy a tocar esta noche con mis antiguos compañeros de grupo, más un montón de amigos que se subirán al escenario para tocar todos juntos este tema. Espero que salga todo bien.


Y en segundo lugar, una especial dedicatoria. Va por ella.

9

The Tubes - "Talk to ya later"

Unos antiguos compañeros de instituto formaron esta banda en 1975, cuyo álbum de debut, producido por Al Kooper, incluía su hit single "White punks on dope". posteriormente versionado por Mötley Crüe, y también por Nina Hagen, quien le cambió incluso la letra. Una de las características más destacadas de este grupo es que ciertos aspectos de su concepto de las actuaciones y representaciones en vivo, con cierta polémica, eclipsaban en cierta medida su identidad musical. Ese fue el primero de diez álbumes de estudio, el último de ellos publicado en 2005, lo que hace un total de treinta añitos de carrera musical.

En 1981 salió al mercado The Completion Backwards Principle, sexto trabajo de la banda y primero publicado bajo el sello EMI/Capitol. Un disco que sorprendió bastante a sus seguidores por tener un sonido más "agradable", gracias a la presencia de un par de baladas, y un par de temas muy frescos, que ayudaron al grupo a ganar muchos adeptos y a preparar el camino al éxito comercial de su disco posterior, Outside/Inside (1983).

Uno de los temas a los que me refiero es este "Talk to ya later", canción que abría el disco. Siempre me ha recordado a alguna que otra banda americana, como Toto, por ejemplo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...