7

Buddy Holly - "That'll be the day"

Buddy Holly es uno de los grandes héroes del rock, especialmente porque su muerte catapultó al rock and roll en el período de caos posteiror a 1959. Pero aún sin haberse convertido en leyenda y gloria, Holly seguiría figurando en la galería de gigantes del rock, seguramente por las expectativas que se habían creado en torno a él, las cuales hacían presagiar aún dos o tres años más de plenitud creadora. Es poco probable que hubiera rebasado la frontera de 1962, o 1964 como mucho, pero eso forma parte de las conjeturas.
Como autor no tenía la fuerza de Chuck Berry, por ejemplo. Sin embargo su música aunaba sencillez, naturalidad y buen ritmo. Concebdia a partir de una base rítmica en la que se prescindía de instrumentos de viento, Los Cricketts, con Holly al frente, contaban con dos guitarras, bajo y batería, fórmula que se haría clásica en los 60. De tal forma que la instrumentación era la clave, hasta el punto de que el sonido del grupo, el ritmo, se convertía en algo tan importante como el del propio cantante.

Su origen tejano es importante para entender sus raíces. La proximidad de México hizo que Buddy Holly fuera uno de los pioneros de lo que más tarde sería llamado Mex-Tex Sound, algo así como un híbrido entre la música del norte de México y el rock sureño. Él lo asimiló perfectamente, convirtiéndolo en puro rock and roll.

El aspecto de Holly y su juventud fueron fundamentales en su historia. Sus gafas de intelectual, su sonrisa y su cara de niño mayor eran rasgos peculiares de su imagen. Creo que cuando murió, a los 22 años, se perdió una verdadera portencia del rock and roll. Las ideas musicales que encerraba su mente murieron con él. Su biografía rebela su propia rebeldía. Pienso que corrió demasiado, pero ese era el espíritu del rock and roll, y Buddy Holly lo tenía.


5

Elliott Murphy - "Last of the Rock Stars"

Autor y solista norteamericano. Apareció en la escena folk de San Francisco, y se pasó al rock en Nueva York, formando un grupo sin apenas éxito.


Debutó como solista con el álbum Aquashow (1974), Las credenciales eran esperanzadoras. Elliott llegaba con la etiqueta de "el nuevo Dylan". De hecho, este álbum parecía algo así como un descendiente directo de Blonde on blonde, séptimo disco de Dylan. Quizá lo mejorcito que se había hecho en la escena folk a imagen suya desde el 66. Sin embargo contenía un estilo de poeta urbano más propio quizá de Lou Reed, aspecto que se reflejaba perfectamente en las letras de las canciones.


Diez temas componían aquel primer trabajo de Elliott Murphy. Recuerdo, sobre todo, la canción que abría el LP, "Last of the Rock Stars".

5

Jeff Wayne, The war of the worlds

Nacido en Nueva York, Jeff Wayne estudió piano y se graduó en la prestigiosa Julliard School of Music. En 1966 recaló en Gran Bretaña y continuó estudiando en el Trinity College. Tras convertirse en productor, alcanzó el éxito con David Essex.

Su gran momento llegó sin embargo en 1978 con la edición del doble álbum The war of the worlds, basado en la obra de H. G. Wells (1898), cuya versión radiofónica ya había aterrorizado a Estados Unidos en 1934 en la voz de Orson Wells y había sido llevada al cine.


Wayne compuso una música de extraordinaria vitalidad y llevó su proyecto a los estudios de grabación con un elenco de importantes figuras como voces: Julia Covington, David Essex, Justin Hayward (Moody Blues), Phil Lynott (Thin Lizzy), además de Richard Burton como narrador. Fue además uno de los primeros álbumes grabados en 48 psitas, usando dos mesas de mezclas de 24 canales.

The war of the worlds fue uno de los mayores impactos de 1978, con más de 2 millones de discos vendidos en el mundo entero. Con posterioridad, volvió a estrenarse la película original de la obra de Wells con la música creada por Jeff Wayne.

6

"Cum On Feel The Noize", de 1973 a 1996

Escrita por Jim Lea y Noddy Holder en 1973, "Cum on feel the noize" fue el cuarto single de Slade en llegar al número 1 de las listas; pero a diferencia de los otros tres, éste lo hizo directamente, sin pasar por puestos inferiores. Curiosamente, en Estados Unidos pasó bastante inadvertida. Más tarde formaría parte de un recopilatorio de la banda llamado Sladest. Un tema a caballo entre el glam estilo T-Rex, y el rock de grupos como Nazareth.


Diez años después, los americanos Quiet Riot la publicaron en su disco Metal Health, lo que contribuyó en gran medida a que este disco llegara a lo más alto de las listas de ventas. No en vano fue el primer tema de heavy metal en alcanzar el  número 5 de las listas de singles. Este rotundo éxito repercutió de manera directa sobre Slade, quienes vieron relanzada su carrera. Este single lo conservo en el baúl desde entonces.


Aunque ha sido versioneada en múltiples ocasiones después de los Quiet Riot, creo que merece la pena destacar que en 1996 Oasis realizara  una nueva  y, en mi opínión, bastante interesante versión, la cual aparecería editada como cara B del single de los de Manchester "Don't look back in anger". Una visón diferente de la misma canción. Y no sería la última.

8

Eric Clapton - Slowhand

Publicado en 1977, y tomando el nombre del apodo que Eric Clapton tenía por aquella época - mano lenta - debido a su supuesta lentitud a la hora de tocar por su adicción a las drogas, figura entre los mejores discos de la historia de la música. 

El hecho de contener tres  grandes canciones  publicadas en forma de single, "Cocaine" (segunda versión que hacía de un tema de J.J. Cale), "Lay down Sally" (con cierto toque country)  y la balada "Wonderful tonight" (inspirada en Patty Boyd), hizo que Clapton recuperara parte del crédito perdido con su anterior trabajo: “No reason no cry” (1976), recogiendo muy buenas críticas y muy buenas ventas. Pero no sólo estos temas gozaban de cierta calidad. Además se pueden disfrutar otros como "The core" o "Next time you see her", que se convertirían en clásicos del artista. La diferencia saltaba a la vista. Este trabajo apostaba más por la calidad que por el virtuosismo. Y de hecho se considera uno de los mejores álbumes de Clapton.

"Wonderful tonight" es una de las mejores baladas que se escribió en aquella década, un tema que expresa las emociones con tierna claridad, un pop "artesano" podríamos decir. Así suena una de las múltiples versiones que Clapton ha hecho de ella.

10

Neil Young - "Heart of gold"

Anoche estuve en el cine viendo "Come, reza, ama", la última peli de Julia Roberts, que lo hace genial, y Javier Bardem, que sólo aparece la última media hora de dos y pico de duración. Me lo pasé muy bien disfrutando de las preciosas vistas de Roma, de La India, de Bali, una fotografía excelente en mi opinión. Y también disfruté bastante con la banda sonora, compuesta por temas conocidos, junto a grandes pasajes instrumentales muy bien escogidos.

Entre las canciones que suenan durante la peli, me llevé una grata sorpresa al escuchar "Heart of gold", de Neil Young. Enseguida ne vino el recuerdo la portada del Harvest, el cuarto disco en solitario del artista, publicado en 1972, poco después de abandonar Crosby, Stills, Nash & Young. Un disco que contó con la aportación de la London Symphony Orchestra, y la colaboración de artistas de la talla de James Taylor, Stephen Stills, Linda Rostandt, Graham Nash o David Crosby. Un gran disco que fue el más vendido de aquel año.

"Heart of gold" es una maravilla de canción. Sobre una somera base de batería, de la que apenas se escuchan el bombo y la caja, unas acertadas guitarras acústicas, y una escalofriante por momentos armónica, sobresale la impresionante voz de Neil Young, a la que acompañan los coros de James Taylor y Linda Rostandt al final de la canción, haciendo de este tema una auténtica obra de arte. Fue número 1 en la lista de singles, contribuyendo, sin duda, al gran éxito del LP.

En uno de mis himnos favoritos y figura, por supuesto, en la lista de mis canciones favoritas que guardo en el baúl.

10

70 años del nacimiento de John Lennon

"Empezaban a sonar las sirenas antiaéreas alrededor de las seis treinta de la madrugada del 9 de octubre de 1940, cuando Mimi Smith cruzaba la puerta del Hospital de la Maternidad de Liverpool. Durante las últimas veinticuatro horas había estado llamando constantemente al hospital intentando saber algo sobre el estado de su hermana favorita, Julia Lennon. Hacía ya treinta horas que estaba de parto y los médicos se disponían a hacerle la cesárea..."

Así comineza la biografía de John Winston Lennon (lo de Winston fue un ataque de patriotismo de su tía, en plena 2ª Guerrra Mundial). Tantas cosas se han dicho y escrito sobre él que no ha lugar intentar descubrir nada nuevo a estas alturas que no se sepa ya de este icono, nacido hoy hace setenta años.

Adorado en vida como una especie de juglar mágico que marcara el ritmo de los sesenta, una vez muerto fue llorado como el santo mártir del movimiento internacional por la paz. Por cierto, este próximo 8 de diciembre se cumplen treinta años de su muerte. Como todas las grandes figuras de la historia, estaba dotado de un genio capaz de utilizar los recursos de la cultura, en este caso de la música rock, y del lenguaje llano para poner de manifiesto las cosas más cotidianas. Como dice Albert Goldman en su libro "Las vidas de John Lennon", merece ser honrado como una inspirada voz contemporánea y como un poeta armonizador.


Feliz cumpleaños, John.

10

Their Satanic Majesties Request, ¿éxito o fracaso?

Poco después de que Mick JaggerKeith Richards y Brian Jones fueran arrestados por presunta posesión de drogas  (por lo que pasaron un tiempo en prisión), su productor y su manager  habituales los abandonaron. Como consecuencia de ello, Their Satanic Majesties Request se convirtió en el primer álbum producido enteramente por los Rolling Stones. Pero ésta no fue la causa de que el LP resultase alucinante y complejo. El fondo psicodélico de la música tuvo mucho que ver con ello.

Para empezar la portada los presentaba como salidos de un cuento de Las mil y una noches en versión extravagante. En ella los Beatles salían de una flor, lo mismo que los Rolling habían aparecido en la portada de Sgt. Pepper's.

La crítica rápidamente comparó los dos discos, pero no había comparación posible: Their Satanic Majesties Request fue un fracaso de ventas, en comparación con el resto de álbumes de la banda. Y su música resultó demasiado elaborada para su tiempo. Provocó la admiración de unos, los más avanzados y los más introducidos en la élite del underground; y la repulsa de otros, los que se movían bajo la influencia del pop en su faceta más comercial e informal.

Sea como fuere, en mi opinión es un disco único y genial, del que siempre me gustó sobre todo este tema:

6

The Soup Dragons - "Divine Thing"

Formados en Escocia a mediados de los 80, la carrera musical de The Soup Dragons se extendió hasta su separación allá por el año 1995, haciendo rock alternativo muy al uso en las bandas de aquella época.

Casi todo el mundo los recordará por una de sus canciones más famosas, la versión de "I'm free" de los Rolling Stones (Out of the head, 1965), y que curiosamente publicarían en una reedición de su segundo álbum, Lovegod (1990), cuando no figuraba en la edición original. Fue un disco en el que su música sufrió un giro desde la música indie rock hacia el llamado rock dance. "I'm free" fue su single de más éxito en el Reino Unido, llegando al número 5 de las listas.


Dos años después, en 1992, editaron su tercer trabajo, Hotwired, un disco que mezcla unos puilidos arreglos de guitarra con sonidos de rock & roll, y que contiene canciones quizá más "fuertes" de la banda, como "Getiing Down", "Running Wild" y las dos que más sonaron de aquel álbum: "Pleasure" o este "Divine Thing".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...