14

¿Buena música?

Después de dos años y pico con esto del blog, de casi 400 entradas, y, sobre todo, de haber conocido una grandísima cantidad de blogs musicales,  cuyos creadores tienen gustos tan dispares (lo que hace que todo esto especialmente enriquecedor para mí), he llegado a la conclusión de lo diferente que puede llegar a ser para según qué personas el concepto de "buena música".
Dije una vez, y después de todo este tiempo lo matengo, que para mí la buena música es aquélla que me gusta a mí, como me imagino que así lo será para todo el mundo. La relatividad cobra aquí un protagonismo absoluto, como ocurre con cualquier otra faceta del arte. 

Me he empapado de música de un montón de estilos diferentes; he tenido el placer de charlar  sobre música  en persona con algunos/as blogueros/as que  tienen a bien visitar este lugar; he aprendido  muchísimo de estilos y tendencias que no controlaba para nada. Es evidente que sigo considerando "buena música" toda la que así lo era para mí anteriormente. Sin embargo, ese concepto se ha ido ampliando con el paso del tiempo.

Sigo aprendiendo con todos/as vosotros/as. Ahora os dejo con  uno  de  los muchos ejemplos de "mi buena música". 

video
11

Twelve Drummers Drumming - I'll be there

En 1983 los alemanes Twelve Drummers Drumming se lanzan al mercado musical, tomando su nombre de un villancico inglés. Aquella primera formación estaba compuesta por Rudi Edgar (voz), Kurt Schmidt (bajo), Ralf Aussem (guitarra), Sibi Siebert (percusión) y Colin Drummond (teclados).

Pronto se situarían entre las formaciones más sobresalientes del panorama musical internacional. haciendo gala de una música contundente y alejada de bandas contermporáneas tales como U2 o Simple Minds, por ejemplo, al tiempo que se desmarcaban de otra serie de grupos que practicaban un estilo algo desfasado.
Su primer trabajo, denominado como la banda, Twelve Drummers Drumming, mereció todos los respetos de la critica y alcanzó un gran éxito.

El debut "oficial" del grupo en el mercado inglés y americano fue su segundo álbum, Where the Wild Buffalo Roams (1984). A este disco pertenece el superconocido tema "I'll be there" que hizo las delicias de sus fans y que se situó entre los más escuchados de la discografía de la  banda.

Posteriormente publicarían dos trabajos más, en el 90 y en el 95, con varios cambios en la formación del grupo. Y en 2001 aparecería un recopilatorio doble con lo mejor de la banda

Os dejo con el mencionado "I'll be there". Seguro que muchos de vosotros/as lo conoceréis.

5

Muse y Britney Spears, lo mejor y peor

Los británicos hacen encuestas para todo. Ahora, según una en la que participaron quince mil británicos a través del sitio nme.com, la versión que Muse grabó del tema de Nina Simone, “Feeling Good“, fue considerado “el mejor cover de todos los tiempos”.

Atrás quedaron The Beatles con “Twist And Shout” y Johnny Cash con “Hurt”. Mientras, en el lado de “lo peor”, Britney Spears fue la ganadora, por el cover que hizo de “I Love Rock ‘N’ Roll” de Joan Jett.

Los 10 mejores covers de todos los tiempos según la encuesta:

1. Muse – ‘Feeling Good’
2. The Beatles – ‘Twist and Shout’
3. Johnny Cash – ‘Hurt’
4. Jimi Hendrix – ‘Hey Joe’
5. Nirvana – ‘Where Did You Sleep Last Night’
6. The Clash – ‘I Fought The Law’
7. Jeff Buckley – ‘Hallelujah’
8. Jimi Hendrix – ‘All Along The Watchtower’
9. Marvin Gaye – ‘I Heard It Through The Grapevine’
10. The White Stripes – ‘I Just Don’t Know What To Do With Myself’

Los 10 peores son:

1. Britney Spears – ‘I Love Rock ‘N’ Roll’
2. Ronan Keating – ‘Fairytale of New York’
3. Celine Dion – ‘You Shook Me All Night Long’
4. Take That – ‘Smells Like Teen Spirit’
5. M People – ‘Itchycoo Park’
6. Robbie Williams – ‘Song 2′
7. Will Young – ‘Light My Fire’
8. Madonna – ‘American Pie
9. Limp Bizkit – ‘Faith’
10. Mark Ronson – ‘No One Knows’

Como en toda encuesta, hay opiniones para todos los gustos. Aquí os dejo el primer tema de cada una de las listas.

Versión original:
http://www.youtube.com/watch?v=h8tuTSi6Sck

Versión original:
http://www.youtube.com/watch?v=M3T_xeoGES8

Fuente: Actualidadmusica.com

10

King Crimson - In the Court of the Crimson King"

El año 1969 fue un año demoledor en todos los sentidos, convirtiéndose en un año vital en la historia de la música, un año que cortó de un tajo esa historia en dos, dejando el pop y los 60 atrás y que inició primero el vanguardismo y después la década de los 70.

Después de 1969, un voraz mercado convirtió el rock, fragmentado en muchas tendencias, en una potente industria. Además, la investigación musical dio como resultados la aparición de nuevos instrumentos y nuevos métodos de grabación, todo ello unido a un gran consumismo y una creatividad imparable.

Por otra parte, este año presenció varios acontecimientos relevantes: el festival de Woodstock, el último año Beatle, la muerte de Brian Jones, o el inicio de carreras fundamentales, como las de Yes, Genesis, Santana, Chicago o King Crimson entre otros.

King Crimson encierra en sí mismo todo lo expuesto anteriormente, inquietud musical y eterna búsqueda. Responde sobre todo a la inteligencia de Robert Fripp, fundador, compositor y guitarrista de la banda.

Su primer disco es uno de los grandes discos de la historia por todo lo que supuso. Fue el único de la primera formación. Además, fue un disco extraño para 1969, lleno de claves y misterios, sobrecogedor y fascinante, lo que le valió ser reconocido por los críticos como el LP del año. En resumen, era algo así como una puerta abierta al surrealismo en el rock, al toque abstracto del vanguardismo musical.

Tiene sólo cinco pistas, al estilo de la época. Esto que suena a continuación es el último corte, “In the Court of the Crimson King”, excesivamente largo para lo que estamos acostumbrados a escuchar actualmente, pero que representa la verdadera dimensión de la música de hace 40 años. Si tenéis interés, escuchadlo hasta el final.

7

Sky Sailing - "Brielle"

El músico americano Adam Young es el creador de la banda de synthpop Owl City. Siendo un adolescente ya componía música en casa, por lo visto debido a sus problemas de insomnio.

Owl City tiene tres discos publicados hasta la fecha: Of June (2007), Maybe I'm dreaming (2008), y Ocean eyes (2009). De este último es su ya superconocido "Fireflies".



En 2010, Young ha publicado a través de iTunes el disco An airplane carried me to bed, con un proyecto distinto a Owl City, curiosamente anterior a éste. La incorporación de guitarra acústica y piano es la nota más característica de Sky Sailing, distanciandose bastante de la música electrónica. Este trabajo está compuesto por once temas, todos ellos escritos an el año 2007. Aquí tenéis una muestra, la canción "Brielle". Un tema precioso.

6

Billy Squier - "The stroke"

Billy Squier es un cantante y guitarrista de rock americano. Fue miembro de diversas bandas, entre ellas The Sidewinders, hasta que formó Piper a mediados de los 70, tocando la guitarra y la percusión, además de poner las voces. Junto a él Tommy Gunn a la guitarra, Danny McGuire al bajo y Ritchie Fontana a la batería. Con ellos publicó un par de álbumes, Piper y Can't wait.

Después de trabajar como músico de estudio y de acompañamiento, debutó individualmente en 1980 con el disco A tale of the shape, y consiguió incorporar en 1981 su nombre a la relación de nuevos artistas de relieve para la década de los 80 con el LP Don't say no, del que se editaron varios singles, "In the dark" o "Linda lover", entre otros. Pero el artífice del éxito de este álbum fue el otro sencillo del disco, "The stroke", número 6 de las listas en su día.

5

Eric Woolfson - "Far away from home"

Eric Woolfson es un músico escocés muy conocido, cantante solista, compositor y productor musical. Por cierto, murió en diciembre del año pasado. Se hizo famoso a raíz de la fundación, junto a Alan Parsons de The Alan Parsons Project. Eric y Alan formaron un tándem de lujo aunando sus talentos, fruto del cual fueron diez álbumes, publicados entre 1976 y 1987, cuando se publicó Gaudi.


En cada uno de esos álbumes Woolfson interpreta al menos uno de los temas, curiosamente los más exitosos de su discografía, tales com "Time", "Don't answer me", "Prime time", o el archiconocido "Eye in the sky".

Freudiana en principio iba a ser el duodécimo disco de The Alan Parsons Project, pero al final se publicó como el primer trabajo de Woolfson en solitario. Al estilo del álbum de Parsons, Tales of mystery and imagination (1976), basado en la obra de Edgar Allan Poe, los temas de Freudiana hacen referencia a las teorías de Sigmund Freud. La primera vez que lo escuché me quedé prendado del ocatvo corte del álbum. Una de esas joyas musicales que guardo como oro en paño en el baúl, envuelto en terciopelo, para que no se estropee. Un tema de esos que permanencen pereenes en el tiempo, de los que no se pasan de moda. En resumen, una maravilla compuesta e interpretada con un gusto musical exquisito, una simbiosis perfecta entre la música clásica y la moderna.

7

John Mayer - Your body is a wonderland

Nacido en Connecticut hace treinta y tres años, este músico americano comenzó su carrera tocando casi exclusivamente rock acústico, época en la que grabó sus primeros dos discos, Room for squares (2001), y Heavier things (2003). En esta época destacó como gran vocalista, con una voz y un estilo muy personales, que lucían especialmente en directo, como por ejemplo con este "Your body is a wonderland", publicado como segundo single de su primer álbum, y por el cual recibiría en 2003 el Grammy a la mejor interpretación vocal masculina.

Poco a poco su estilo fue cambiando gradualmente por influencia del jazz, gracias entre otras cosas a sus colaboraciones con B.B. King, Buddy Guy o Eric Clapton, consecuencia de lo cual fue la formación de John Mayer Trio, junto al batería Steve Jordan y el batería Pino Palladino. En el año 2006, editó su tercer trabajo, Continuum, en el que se mantiene su estilo vocal pero en una línea bastante más rockera, dando más protagonismo a la guitarra, de la cual es un gran intérprete.

7

Larsen B - "Marilyn"

Os presento uno de mis últimos descubrimientos, la banda britanica Larsen B, que toman su nombre de un gran bloque de hielo que se desprendió del Polo Sur, y al que se le bautizó con dicho nombre, descubierto por ellos a través de un tema de British Sea Power.

Esta formación, un trío con clara influencia folk, tiene un solo álbum, llamado Musketeer, que está compuesto por once temas, con una instrumentación bastante sencilla: guitarras acústicas y eléctricas, bajo, batería y algo de banjo y acordeón. Todo el álbum desprende un ambiente intimista, con algunos toques interesantes, unas armonías muy ricas, los coros de alguna de las canciones, los arreglos de guitarra. En resumen un buen debut, que esperemos que tenga continuidad con futuros trabajos.

11

The Sundays - "Here's where the story ends"

No es una situación muy frecuente pero a veces, como en este caso, una canción que llegó a ser un hit de éxito internacional no se publicó como single en el país de origen de la banda, por problemas con su primera discográfica.


Los británicos The Sundays, formados en la segunda mitad de los 80, sacaron al mercado tres álbumes a lo largo de su carrera musical, más extensa que productiva, teniendo en cuenta que esos tres trabajos, Reading, Writing and Arithmetic, Blind y Static and Silence, se editaron en un intervalo de siete años, del 90 al 97.

En el primero de ellos se encuentra "Here's where the story ends", quizá el tema que más pone de manifiesto un estilo musical construido sobre una base guitarrística con clara influencia de The Smiths, unida a ecos de grupos poperos como The Cocteau Twins, por ejemplo. La aterciopelada voz de la vocalista Harriet Wheeler ponía el toque final a este cuarteto, que se completaba con David Gaurvin (guitarra), Paul Brindley (bajo) y Patrick Hannah (batería). Sin duda un gran tema.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...