6

Los "in live"


Hablar hoy en día de que un grupo o un solista ha grabado un disco en directo no llama apenas la atención, puesto que es bastante habitual que se aproveche una gira de conciertos para editar un álbum en vivo.
Los álbumes grabados en vivo, los "in live", como eran conocidos en un principio, tuvieron su origen allá por el año 1969, cuando empezaba la expansión de los medios técnicos y la creación de los modernos, para aquella época, equipos de grabación. Los grandes conciertos, los eventos multitudinarios, o las actuaciones especiales comenzaron a grabarse para ser editados posteriormente en disco.


En los primeros años 60, los conciertos eran, en muchos casos, ingrabables. Los Beatles, por ejemplo, actuaban treinta minutos bajo un ensordecedor griterío, y los medios técnicos no eran nada aceptables para registrarlos. Aún así, alguno se editó, como uno de los propios Beatles, publicado en 1977. Otro de Bob Dylan, grabado en Londres, ni siquiera salió a la venta debido a su escasa calidad.


Pero en el año 69 las cosas ya habían cambiado bastante. Se realizó la grabación de algo que hasta ese momento podría parecer impensable: el festival de Woodstock. Enseguida, los grupos se apuntaron a la aventura de grabar sus conciertos para demostrar su calidad en vivo. Todas las estrellas importantes incluían en sus discografías un álbum en directo, aunque es bien conocido que muchos se retocaban posteriormente en el estudio para mejorar el producto.


Hay discos muy conocidos que fueron grabados directamente en vivo, lo que aceleraba el proceso de grabación. Algunos ejemplos que todos conocemos pueden ser: "Concerto for group and orchestra", de Deep Purple o "Pictures of an exhibition", de Emerson , Lake and Palmer. Algunos grupos alcanzaron el éxito con sus discos grabados en vivo, como Alman Brothers Band con su "Live at Filmore East". A otros les sirvió para afianzar su éxito, por ejemplo a Chicago, con su cuádruple LP "Chicago IV"; o Crosby, Stills and Nash, con "4 way street"; o los Who, con "Live at Leeds", y un largo etcétera.


El disco en vivo suplió la perfección del estudio con la intensidad de la escena. Representaba otra manera de presentar el producto, lo cual supuso ampliar de paso las salidas al mercado. A partir de 1969, los "in live" se convirteron en una constante dentro del rock, consiguiendo que el disco se beneficiara de la técnica, y la técnica se impusiera la necesidad de grabar cada vez mejor.

6 comentarios :

  1. Y la verdad es que nos han dejado auténticas joyas estos "In Live", es bobada citar porque hay muchos y todos los conocemos mas o menos, pero creo que a todos nos vuelcan el corazón esas grabaciones vivas y adrenalíticas de los grandes "In Live". Como siempre fantástico amigo...
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Addison.

      Un abrazo!

      Eliminar
  2. el concierto en bangladesh de george harrison y compañía es el mejor disco "in live" de la historia para la revista rolling stone, para el NME es el "live and dangerous" de thin lizzy. hay discos en vivo maravillosos, en cualquier caso, seguro que nos vienen a la cabeza más de uno. gran entrada maestro, muy didáctica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Visto desde aquella época, estos discos fueron muy importantes para la historia de la música rock.

      Me alegro de que te haya gustado. Un abrazo!

      Eliminar
  3. Es verdad, masterfriend, los discos en directo ya no tienen esa solera de antaño. Muy buen post con grandes referencias. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las circunstancias de la época los hicieron únicos e irrepetibles, master.

      Un abrazo!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...